Los saludo a todos en éste día deseándoles todo lo más bonito del mundo, y con el deseo de compartirles algunas aspectos de mí más reciente vídeo foot fetish «Blanco, perlas, seducción»

Ese día, jueves 13 de marzo, resurgió en mi el gran gusto que desde siempre he tenido por todo lo relacionado a la seducción, lo cual no significa que sea una experta en el tema, pero si que disfruto enormemente jugar a que lo soy.

Y aunque sé que el negro y el rojo mandan la parada cuando de lencería sexy se trata, para mi el blanco es punto aparte, lo es porque sencillamente representa algo así como una envoltura delicada y femenina de la piel que clama por ser escuchada y sentida, y todo ello a su vez de un modo metafórico a la mujer.

Por eso el outfit de la experiencia visual que les comento la basé en el blanco transparente de una malla básica, algunas perlas y unas plataformas altísimas en un color oscuro contrastante para que de esa forma los pies continuaran siendo los protagonistas.

Una vez iniciada la «sesión», que para mí es más bien un especie de encuentro con esa parte de mi que tanto amo, disfruté cada segundo frente al espectador imaginario que secundaba mis movimientos con sus ojos y los alentaba con sus gestos… No miento al decirles, aunque suene falsamente narcisista, que la excitación por el auto erotismo iba creciendo lenta y proporcionalmente al deseo de la mallas de abandonar mi cuerpo y de ese modo darle voz a los lenguajes de piel ligados a mi alma que por tantos y tantos años estuvieron en silencio y se convirtieron en gritos mudos de mi ser, que una vez emancipados prefieren morir que volver a ser encadenados. 

Esas son pues, mis queridos y queridas fetichistas de pies y visitantes de mi web site,  algunas sensaciones y sentimientos que quizás la cámara no puede  registrar y que son tan importantes al momento de transmitir, aunque al compartirlas seguramente le robe a tu percepción un poco de objetividad.

Entonces mujer, sin importar cuál sea tu apariencia física, dentro de ti existe lo «salvaje» de tu ser, y ojo, no lo confundas con salvajismo en un contexto peyorativo… Permite que te encuentre, que te cuente sus deseos y te guíe mientras el acoplamiento consiente entre las dos se realiza… No la rechaces, no le temas, no le huyas, porque eso realmente es lo que todas somos:  Mujeres que seducimos al mundo con el amor que llevamos dentro como un manantial infinito y luminoso… «Mujeres tiernamente salvajes».

Y ustedes hombres,  simplemente déjense amar, pero sobretodo, no se conviertan en las cadenas y la mordaza de la mujer que tienen a su lado, permitan que les comparta la totalidad de su ser y seguro que positivamente los sorprenderá.

¡Besos y mil bendiciones!

YelahiaG

 

 

5 respuestas

  1. me encantas muchisimo eres una mujer espectacular y ademas de todos con unos encantadores y bellisimos pies que todos quisieran tocar y oler!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »

¿Tienes problemas con tu compra?

Te ayudaremos

Cuéntanos que sucede

EXPLICIT CONTENT WARNING

This site includes explicit sexually oriented material. By continuing to view the following pages you are acknowledging that you are 18 YEARS OF AGE or older. Persons under eighteen (18) years of age, and persons who may be offended by such depictions are not authorized and are forbidden to directly or indirectly access, download, acquire, view, read and listen to at, in, or through this site. If you proceed and follow a link on this site, you assume full responsibility for your actions.

Este sitio incluye material explícito de orientación sexual. Al continuar viendo las siguientes páginas, usted reconoce que tiene 18 AÑOS DE EDAD o más. Las personas menores de dieciocho (18) años y las personas que puedan sentirse ofendidas por tales representaciones no están autorizadas y tienen prohibido acceder, descargar, adquirir, ver, leer y escuchar directa o indirectamente en, en oa través de este sitio. Si continúa y sigue un enlace en este sitio, asume toda la responsabilidad de sus acciones.